ENFOQUE  GESTALTICO

La clave es enfocarse en el "aquí y ahora", no en las experiencias del pasado, y una vez situados en el "aquí y ahora" puede enfrentar conflictos pasados o asuntos inconclusos –las llamadas gestaltes inconclusas, o cosas sin llevar realmente a término, desde funciones muy elementales a cierre de ciclos-
Las bases de la Gestalt son el aquí y el ahora, lo obvio y la toma de

consciencia ("darse cuenta") de lo que hacemos realmente en nuestras

vidas, cómo lo hacemos y qué es lo que queremos y necesitamos en

realidad (y cómo podemos conseguirlo).
Al igual que en otras terapias humanistas, la Terapia Gestalt es un

enfoque holístico de la experiencia humana, asume la tendencia innata

a la salud, la integridad y la plena realización de las potencialidades

latentes, promueve la propia responsabilidad de los procesos en curso

y conciencia sobre las propias necesidades y su satisfacción.
Esta terapia moviliza el pasado vivido por cada uno y establece un

contacto con el presente y un intercambio favorable con el entorno.

Cambia el "por qué" por el "cómo" otorgando perspectiva y orientación.